Alice Ball | La científica que desarrolló el primer tratamiento efectivo contra la Lepra

A pesar de que murió a la temprana edad de 24 años, Alice Ball dejó una huella profunda en el mundo científico.

En el laboratorio, Ball trabajó intensamente en el desarrollo de un tratamiento exitoso para quienes padecían lepra.

Aunque se cree que la enfermedad afecta a la humanidad desde hace al menos 4.000 años, a principios del siglo XX había poca información respecto a cómo curarla.

De esta manera, miles de personas alrededor del mundo sufrían los complejos efectos de la lepra, sin obtener un tratamiento adecuado.

Además, quienes la padecían, eran profundamente estigmatizados. A muchos se les obligaba a vivir aislados hasta su muerte.

El único antídoto que se administraba a algunos pacientes era un aceite proveniente de las semillas del árbol chaulmoogra, utilizado por siglos en la medicina china e india.

Pero su éxito era moderado y muchos leprosos renunciaban a recibirlo pues, si se inyectaba, era extremadamente doloroso y, al tomarlo, tendía a revolver el estómago.

El doctor Harry T. Hollmann, quien trabajaba en el hospital de Kalihi en Hawái, especializado en pacientes con lepra, le pidió ayuda a Alice para encontrar una solución. Por esos años, la lepra abundaba en las islas hawaianas.

Ella, entonces, aisló los compuestos químicos del aceite (los ésteres de etilo de los ácidos grasos) y con ellos creó el primer remedio soluble en agua, fácil de inyectar, pues podía absorberse fácilmente en el torrente sanguíneo.

Así, la científica logró un método exitoso para aliviar los síntomas de la lepra —más tarde conocido como el «Método Ball»—, que se usó en miles de personas infectadas durante más de 30 años hasta que se introdujeron los antibióticos de sulfona.

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: