Recomendaciones para el estudio y vigilancia epidemiológica de hepatitis aguda grave de origen desconocido

Situación Internacional

Hasta el 10 de mayo de 2022 se han reportado más de 348 casos probables en 21 países, incluyendo 26 niños y niñas que requirieron trasplante hepático, y quince países han informado 5 o menos casos.

El Reino Unido, donde se ha notificado la mayoría de los casos hasta la fecha, ha observado recientemente un aumento significativo de las infecciones por adenovirus en la comunidad (particularmente detectadas en muestras fecales de niños y niñas) tras los bajos niveles de circulación anteriores a la pandemia de COVID-19. Los Países Bajos también informaron un aumento simultáneo de la circulación de adenovirus en la comunidad.

De los 163 casos de Reino Unido se estudiaron 126 para adenovirus, y de ellos, tuvieron resultado positivo 91 casos. De 8 casos que requirieron trasplante en Inglaterra se testearon para adenovirus 7 de ellos y todos obtuvieron resultado positivo para este virus. En cuanto a SARS CoV-2 fueron positivos el 11.4% y un 3% habían tenido diagnóstico dentro de las 8 semanas previas.

La presentación clínica más común informada en los casos analizados en Inglaterra hasta el momento fue ictericia (71,2 %) seguida de vómitos (62,7 %), acolia (50,0%), síntomas gastrointestinales -incluida diarrea- (44,9%), náuseas (30,5%) y dolor abdominal (41,5%). Además, se reportaron letargo (50,0%), fiebre (30,5%) y, con menor frecuencia, síntomas respiratorios (18,6%).

Las autoridades de Reino Unido, plantearon como principales hipótesis bajo estudio: una posible infección por adenovirus asociada a una respuesta anormal del huésped o mayor susceptibilidad; un aumento exponencial de las infecciones habituales por adenovirus con la consecuente mayor frecuencia de las complicaciones raras, o bien, que se trate de una nueva variante de adenovirus (con o sin la contribución de un cofactor). No obstante, se están estudiando otras hipótesis como un posible síndrome post COVID-19; o que se deba a una droga, toxina, exposición ambiental o un nuevo patógeno actuando solo o como una coinfección, incluso que sea causado por una nueva variante del SARS-CoV-2. Recientemente también investigadores del departamento e Inmunología e inflamación del Imperial College London, plantearon la hipótesis de que la hepatitis aguda podría deberse a una infección por adenovirus con trofismo intestinal, en niños previamente infectados con SARS-CoV.2.

Situación nacional

A la fecha y desde la implementación de la vigilancia el pasado 27 de abril de 2022, se han registrado en el Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud (SNVS2.0) 18 notificaciones al vento Hepatitis aguda grave de origen desconocido, de los cuales hasta el momento se clasificaron como probables 3 casos, 5 han sido descartados y 10 se encuentran en estudio.

Siendo que las hepatitis sin especificar no constituían hasta el momento eventos notificables, resulta necesario -para determinar si los casos están dentro de lo esperadorecurrir a otras fuentes de información para lograr una comparación con años previos.

Por ello y complementariamente al sistema de vigilancia montado para la actual situación, el Ministerio de Salud de la Nación se encuentra monitoreando otras fuentes de información como el SINTRA (Sistema Nacional de Información de Procuración y Trasplante de la República Argentina), sin identificar hasta el momento un aumento de casos en este registro, como puede observarse en el siguiente gráfico que muestra la frecuencia de falla hepática fulminante en menores de 17 años para los períodos de enero a mayo de cada año, no observándose hasta el momento un aumento para el año 2022.


Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: