Qué es un Accidente Isquémico Transitorio – AIT

El AIT es similar al accidente cerebrovascular isquémico excepto en que los síntomas habitualmente duran menos de 1 hora; la mayoría de los AIT, duran menos de 5 minutos.

El infarto resulta muy poco probable cuando los déficits se resuelven antes de la hora. Como se muestra en la RM con técnica de difusión y otros estudios, los déficits que se resuelven espontáneamente dentro de 1 a 24 hs a menudo se acompañan por infarto y por lo tanto ya no se consideran AIT.

Los AIT son más frecuentes entre los individuos de mediana edad y los ancianos. Aumentan notablemente el riesgo de un accidente cerebrovascular, que debuta en las primeras 24 horas.

Los síntomas del AIT comienzan bruscamente, por lo general durante 2 a 30 min, y después se resuelven del todo. Los pacientes pueden sufrir varios AIT diarios o sólo 2 o 3 en varios años. En general, los síntomas son similares cuando se originan en la carótida, pero varían algo en el caso del sistema vertebrobasilar.

Un déficit neurológico focal que se resuelve dentro de 1 h es casi siempre un ataque isquémico transitorio.Evaluar como para el accidente cerebrovascular isquémico.

Para las causas cardíacas, las pruebas típicamente incluyen ECG, telemetría o Holter, troponina sérica y ecocardiografía transtorácica o transesofágica.

Paras las causas vasculares, las pruebas pueden incluir la angiografía por resonancia magnética (ARM), la angiografía por tomografía computarizada (ATC), la ecografía dúplex carotídea y transcraneana, y la angiografía convencional. La elección y la secuencia de las pruebas es individualizada, sobre la base de los hallazgos clínicos. La ARM, la ATC y la ecografía carotídea muestran la circulación anterior; sin embargo, la ARM y la ATC proporcionan mejores imágenes de la circulación posterior que la ecografía carotídea. La ARM generalmente se prefiere a la ATC si los pacientes pueden permanecer quietos durante el estudio (para evitar artefactos por el movimiento).

Para causas relacionadas con la sangre (p. ej., trastornos trombóticos), se realizan pruebas de sangre para evaluar su contribución y la de otras causas. Las pruebas de rutina incluyen típicamente hemograma completo, recuento de plaquetas, PT/PTT, glucemia en ayunas y perfil lipídico.

Dependiendo de las causas que se sospechen clínicamente, las pruebas adicionales pueden incluir la medición de la homocisteína, las pruebas para trastornos trombóticos (anticuerpos antifosfolípidos, proteína S, proteína C, antitrombina III, factor V Leiden), las pruebas para enfermedades reumáticas (p. ej., anticuerpos antinucleares, factor reumatoide, VSG), las pruebas serológicas para sífilis, la electroforesis de Hb y un examen de detección de drogas en orina para cocaína y anfetaminas.

En algunos accidentes cerebrovasculares (accidentes cerebrovasculares criptogénicos) no puede identificarse una causa.

 

 Visto en MSDManuals

Los comentarios están cerrados.

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: