¿Se asocian los inhibidores de la bomba de protones a riesgo de infección?

Los pacientes críticamente enfermos en la unidad de cuidados intensivos (UCI) tienen riesgo de sangrado gastrointestinal relacionado con el estrés.  Los factores de riesgo para el desarrollo de hemorragia gastrointestinal en la UCI incluyen ventilación mecánica, coagulopatía e insuficiencia hepática o renal.

Los inhibidores de la bomba de protones son los supresores de ácido profiláctico más utilizados en estas circunstancias,  y se encuentran entre los medicamentos  utilizados con mayor frecuencia en las UCI (no han sido aprobados por la FDA como profilaxis para las úlceras por estrés) . Sin embargo, la calidad de las pruebas que respaldan el uso profiláctico de los inhibidores de la bomba de protones en la UCI es limitado.

Se han expresado inquietudes acerca de los efectos adversos asociados con esta clase de medicamentos, incluido el riesgo de infección por  Clostridium difficile, neumonía e isquemia miocárdica.

En este estudio europeo, multicéntrico, ciego y controlado con placebo se randomizaron  3298 pacientes desde enero 2016 hasta octubre 2017 a recibir pantoprazol 40 mg iv al día o placebo en pacientes que ingresaban en UCI con patología aguda y potencial riesgo de sufrir hemorragia gastrointestinal: fallo hepático o renal, coagulopatía, ventilación mecánica.

El objetivo primario fue la mortalidad a los 90 días y el secundario eventos clínicamente durante la estancia en UCI: hemorragia digestiva, neumonía, infección por Clostridium Difficile o isquemia miocárdica aguda. A los 90 días de la randomización fallecieron 31,1% y un 30,4% del grupo pantoprazol y placebo respectivamente.

Se encontró una menor incidencia de hemorragias gastrointestinales en el grupo de pantoprazol con 41 pacientes (2,5%) frente a 69 pacientes (4,2%) en el grupo placebo.  No se han encontrado diferencias en pacientes que recibieron pantoprazol o placebo en términos de mortalidad ni en infecciones. Se obtuvo un beneficio en el grupo de pantoprazol con menos episodios de hemorragias gastrointestinal. Este estudio sigue apoyando el beneficio de uso profiláctico de IBP en pacientes con alto riesgo de hemorragia gastrointestinal en UCI.

A pesar de que se han planteado en los últimos tiempos ciertas inquietudes sobre efectos adversos relacionados con el uso de IBP (riesgo de infección por Clostridium difficile, neumonía y la isquemia de miocardio).

 

Los comentarios están cerrados.

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: