¿Por qué es importante la atención primaria?

La atención primaria es una forma muy eficaz y eficiente de abordar las principales causas y riesgos de la mala salud y bienestar de hoy en día, así como de afrontar los nuevos problemas que amenazan la salud y el bienestar del futuro.

También se ha observado que constituye una inversión rentable, puesto que hay pruebas de que una atención primaria de calidad hace bajar los costos totales en sanidad y mejora la eficiencia al reducir el número de hospitalizaciones.

  • La atención primaria puede abarcar la mayoría de las necesidades sanitarias de una persona a lo largo de su vida, incluyendo la prevención, el tratamiento, la rehabilitación y los cuidados paliativos.
  • Al menos la mitad de los 7300 millones de habitantes del planeta sigue sin tener plena cobertura en servicios sanitarios esenciales.
  • Es fundamental contar con el personal adecuado para prestar servicios de atención primaria; sin embargo, se calcula que hay un déficit mundial de 18 millones de profesionales sanitarios.
  • De los 30 países de los que se dispone de datos, tan solo 8 gastan en atención primaria al menos US$ 40 por persona y año.

 

¿Qué es la atención primaria?

La atención primaria es un enfoque para la salud y el bienestar centrado en las necesidades y circunstancias de las personas, las familias y las comunidades. Aborda la salud y el bienestar físicos, mentales y sociales de una forma global e interrelacionada.

Proporciona una atención integral de la persona para satisfacer las necesidades sanitarias a lo largo de su vida, no solo para una serie de enfermedades específicas. La atención primaria vela por que las personas reciban un tratamiento integral, desde la promoción y la prevención hasta el tratamiento, la rehabilitación y los cuidados paliativos, de una forma lo más ajustada posible a su entorno cotidiano.

La atención primaria se basa en un compromiso con la justicia social y la equidad y en el reconocimiento del derecho fundamental al goce del grado máximo de salud que se pueda lograr, tal como dispone el artículo 25 de la Declaración Universal de Derechos Humanos: «Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios».

El concepto de atención primaria de salud se ha reinterpretado y redefinido en varias ocasiones. En algunos contextos se ha referido a la prestación de servicios de asistencia sanitaria personal ambulatoria o de primer nivel. En otros, se ha entendido como un conjunto de intervenciones sanitarias prioritarias para las poblaciones de ingresos bajos (también denominada atención primaria selectiva). En otros casos se ha considerado un componente esencial del desarrollo humano, con especial hincapié en los aspectos económicos, sociales y políticos.

La OMS ha formulado una definición uniforme basada en tres componentes:

  • tratar los problemas de salud de las personas mediante una asistencia integral de promoción, protección, prevención, cura, rehabilitación y cuidados paliativos en el curso de la vida, priorizando estratégicamente los servicios de salud cruciales del sistema destinados a las personas y las familias a través de la asistencia primaria, así como a la población, mediante funciones de salud pública como elementos centrales de servicios integrados de salud;
  • abordar sistemáticamente los determinantes más amplios de la salud (entre ellos las características y comportamientos sociales, económicos y ambientales, así como los de las personas) a través de políticas y medidas públicas basadas en pruebas científicas en todos los sectores; y
  • fomentar la autonomía de las personas, las familias y las comunidades para optimizar su salud, como promotores de las políticas que fomentan y protegen la salud y el bienestar, como copartícipes en los servicios de salud y sociales, y como cuidadores de sí mismos y de otras personas.

 

¿Por qué es importante la atención primaria?

Reformar la atención primaria y situarla en el epicentro de los esfuerzos para mejorar la salud y el bienestar son acciones cruciales por tres motivos:

  • La atención primaria reúne las condiciones idóneas para responder a los rápidos cambios producidos en la economía, la tecnología y la demografía, todos los cuales repercuten en la salud y el bienestar. En un reciente análisis se concluyó que aproximadamente la mitad de los avances logrados de 1990 a 2010 en la reducción de la mortalidad infantil se debieron a factores ajenos al sector de la salud (entre otros, agua y saneamiento, educación, crecimiento económico). El enfoque de atención primaria permite reunir a un amplio espectro de partes interesadas para examinar y modificar las políticas con el fin de abordar los determinantes sociales, económicos, ambientales y comerciales de la salud y el bienestar. Tratar a las personas y las comunidades como agentes clave en la producción de su propia salud y bienestar es fundamental para entender y dar respuesta a las complejidades de nuestro mundo en constante evolución.
  • Se ha demostrado que la atención primaria es una forma muy eficaz y eficiente de abordar las principales causas y riesgos de la mala salud y bienestar de hoy en día, así como de afrontar los nuevos problemas que amenazan la salud y el bienestar del futuro. También se ha observado que constituye una inversión rentable, puesto que hay pruebas de que una atención primaria de calidad hace bajar los costos totales en sanidad y mejora la eficiencia al reducir el número de hospitalizaciones. Para dar respuesta a unas necesidades en materia de salud cada vez más complejas se requiere un enfoque multisectorial que integre políticas de promoción de la salud y preventivas, soluciones que respondan a las necesidades de las comunidades y servicios de salud centrados en la persona. La atención primaria también incluye los elementos fundamentales que se necesitan para mejorar la seguridad sanitaria y prevenir las amenazas para la salud, como las epidemias y la resistencia a los antimicrobianos, a través de medidas como la participación y educación comunitarias, la prescripción racional y un conjunto básico de funciones esenciales de salud pública, incluida la vigilancia. El refuerzo de los sistemas al nivel de los centros de salud de la comunidad y periféricos contribuye a generar resiliencia, que es crucial para resistir los embates que soporta el sistema de salud.
  • Para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible relacionados con la salud y la cobertura sanitaria universal, es fundamental contar con una atención primaria más sólida, lo cual puede permitir cumplir otros objetivos que trascienden el objetivo relativo a la salud (ODS 3), como los que atañen a la pobreza, el hambre, la educación, la igualdad de género, el agua limpia y el saneamiento, el trabajo y el crecimiento económico, la reducción de la desigualdad y la acción por el clima.

 

Respuesta de la OMS

La OMS reconoce el papel central que ejerce la atención primaria en el logro de la salud y el bienestar de todos a todas las edades. La OMS colabora con los países para:

  • Identificar áreas prioritarias para mejorar la salud y enfoques específicos para cada contexto basados en los conocimientos técnicos de toda la OMS.
  • Ayudarlos a formular políticas integrales, crear liderazgo a nivel nacional y sistemas de salud basados en la atención primaria que promuevan la equidad sanitaria, y trabajar en aras de lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la cobertura sanitaria universal.
  • Abordar los determinantes más amplios de la salud en la esfera social y de la inequidad mediante medidas multisectoriales.

Fuente OMS

Los comentarios están cerrados.

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: