Cinco falsas creencias sobre la vacuna antigripal

La gripe no es grave, no es necesario vacunarse

FALSO. La gripe puede matar a hasta 650 000 personas al año (contando solo las defunciones por causas respiratorias, ya que la cifra podría ser, en realidad, superior). Aunque cualquier persona sana puede contraerla, el riesgo es mayor para aquellas cuyo sistema inmunológico está más vulnerable. La mayoría de los pacientes se recuperan en unas semanas, pero algunos presentan complicaciones como sinusitis y otitis, neumonía, encefalitis y miocarditis.

La vacuna antigripal puede transmitir la gripe

FALSO. La vacuna antigripal contiene un virus inactivado que no transmite la gripe. Si, por acaso, la persona vacunada presenta dolor o febrícula, se trata tan solo de una reacción normal del sistema inmunitario a la vacuna que no suele durar más de uno o dos días.

La vacuna antigripal puede causar efectos secundarios graves

FALSO. Se ha demostrado que la vacuna antigripal es inocua y que muy raramente ocasiona efectos secundarios graves. Solo una de cada millón de personas puede presentar el síndrome de Guillain-Barré, consistente en debilidad muscular y parálisis.

Me vacuné y aun así contraje la gripe; ¡la vacuna no funciona!

FALSO. Hay varios virus gripales circulando al mismo tiempo, así se puede contraer la gripe aun habiendo sido vacunado si la cepa infectante no está incluida en la vacuna. Sin embargo, la vacuna aumenta la protección, algo particularmente importante para evitar la infección en las personas con un sistema inmunológico vulnerable.

No me debo vacunar porque estoy embarazada

FALSO. ¡Todo lo contrario! Es importante que las embarazadas se vacunen contra la gripe, porque su sistema inmunológico es más débil de lo habitual. La vacuna que contiene virus gripales inactivados es inocua en todas las fases del embarazo.

Los comentarios están cerrados.

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: