Enfermedades mentales asociadas a un ritmo circadiano no regular

Para abordar estos problemas metodológicos, los investigadores analizaron datos de reposo y actividad basados en acelerometría objetiva de 91.105 participantes (mediana de edad al inicio 62 años) de la base de datos de UK Biobank.

Todos los participantes portaron acelerómetros durante 7 días entre 2013 y 2015. Los investigadores utilizaron los datos para obtener una amplitud relativa circadiana, una medida del grado en el cual se altera la ritmicidad circadiana de los ciclos de reposo y actividad.

Después analizaron relaciones transversales entre la amplitud relativa baja (que refleja mayor actividad durante periodos de reposo o inactividad diurna) y el riesgo de trastornos afectivos de por vida. También se analizó el bienestar y la función cognitiva.

Los investigadores informan que la reducción de un quintil en la amplitud relativa se relacionaba con más riesgo de trastorno depresivo mayor, trastorno bipolar, y también más inestabilidad del estado de ánimo, mayor neuroticismo, más sentimientos de soledad, menos felicidad, menos satisfacción con la salud y tiempos de reacción más lentos (una medida bruta de la función cognitiva).

Trastorno depresivo mayor OR: 1,06; IC 95%: 1,04 – 1,08 p < 0,0001
Trastorno bipolar OR: 1,11; IC 95%: 1,03 – 1,20 p = 0,007
Inestabilidad afectiva OR: 1,02; IC 95%: 1,01 – 1,04 p = 0,004
Neuroticismo IRR: 1,01; IC 95%: 1,01 – 1,02 p < 0,0001
Felicidad OR: 0,91; IC 95%: 0,90 – 0,93 p < 0,0001
Satisfacción con la salud OR: 0,90; IC 95%: 0,89 – 0,91 p < 0,0001
Soledad OR: 1,09; IC 95%: 1,07 – 1,11) p < 0,0001
Tiempo de reacción CRL: 1,75; IC 95%: 1,05 – 2,45) p < 0,0001
OR: Odds ratio; IC 95%: Intervalo de confianza del 95%; IRR: I ncidence rate ratio; CRL: Coeficiente de regresión lineal

Podría ser que haya un vínculo causal directo en el que la alteración circadiana produzca alteraciones del bienestar subjetivo y aumente el riesgo de trastorno afectivo. O podría ser lo opuesto, es decir, que esta alteración circadiana sea una consecuencia del trastorno afectivo y sus factores de riesgo asociados.

Ver más Medscape

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: