Los mayores problemas de nuestro analfabetismo en investigación no surgen de carencias estadísticas, sino de la falta de tradición en investigación que deberemos revertir en las próximas décadas.  La investigación clínica en la Argentina es una tarea un tanto épica.

Desconocer los conceptos y el lenguaje de la investigación clínica por contrario nos coloca en un lugar de gran debilidad no sólo para el debate acerca de la adopción de nuevas conductas terapéuticas sino de gran pasividad para interrogarnos sobre nuestros problemas, que siempre difieren en mucho de “la literatura”.

De lo que se trata es de reorientar la mirada diaria de la clínica para:

1)    Aprender a formular  las preguntas sobre lo mucho que desconocemos, y plantear hipótesis explicativas que puedan ser exploradas.

2)    Entrenarse en la lectura crítica de las publicaciones médicas, para obtener con la mayor rigurosidad posible información que ayude a nuestros pacientes.

3)    Contribuir a un cambio histórico aún pendiente en gran parte de nuestro continente, el de integrar la investigación clínica como rutina a la práctica asistencial cotidiana.

El intervalo de confianza, los riesgos relativos, los diseños de no inferioridad o metanálisis, el concepto de intención de tratar, la comprensión de qué es y qué es y qué no es un factor de riesgo, la inferencia causas, todas estas son palabras hoy básicas para nuestra práctica médica.


CURSO DE ESTADISTICA APLICADA A LA MEDICINA INTERNA


La investigación clínica en nuestro medio se encuentra lejos de haber alcanzado  la madurez. La mayoría de los sistemas médicos no tienen carrera de investigación, y en los que existe como en los hospitales municipales se desarrolla con grandes dificultades. Pocos médicos se doctoran en comparación con otras universidades, y muchas veces ese doctorado o los mismos trabajos de investigación son sólo un divertimento amateur, robado a las horas de trabajo verdaderamente productivo.

Ver más en Intramed

Anuncios