Los microorganismos que habitan en los hospitales pueden influir en la recuperación y el resultado de los pacientes, aunque la complejidad y diversidad de estas comunidades bacterianas puede confundir nuestra capacidad de centrarse en patógenos potenciales aisladamente.

Para desarrollar una comprensión a nivel comunitario de cómo los microorganismos colonizan y se mueven a través del ambiente hospitalario, caracterizamos la dinámica bacteriana entre las superficies del hospital, los pacientes y el personal a lo largo de un año a medida que un nuevo hospital se puso en funcionamiento.

Las bacterias en las habitaciones de los pacientes, sobre todo en los rieles de la cama, se parecían constantemente a la microbiota de la piel del paciente que ocupaba la habitación. Las comunidades bacterianas en los pacientes y las superficies de las habitaciones se volvieron cada vez más similares a lo largo de la estancia del paciente.

Las correlaciones temporales en la estructura de la comunidad demostraron que los pacientes adquirieron inicialmente táxones asociados a las habitaciones que precedieron a su estancia, pero que sus propias firmas microbianas comenzaron a influir en la estructura de la comunidad de habitación con el tiempo.

La diversidad α- y β de las muestras de piel del paciente estaba asociada de forma débil o no significativa a factores clínicos tales como quimioterapia, uso de antibióticos y recuperación quirúrgica, y ningún factor excepto el estado ambulatorio afectó la similitud microbiana entre las microbiotas de un paciente y su habitación.

Los análisis metagenómicos revelaron que los genes que confieren resistencia antimicrobiana eran consistentemente más abundantes en la superficie de las habitaciones que en la piel de los pacientes que habitaban en esas habitaciones.

Además, se identificaron genotipos únicos persistentes de Staphylococcus y Propionibacterium. El análisis de la red bayesiana dinámica sugirió que el personal del hospital era más probable que fuera una fuente de bacterias en la piel de los pacientes que la inversa, pero que no había patrones universales de transmisión entre las habitaciones de los pacientes.

Ver estudio completo

Anuncios